Yo compro aquí, yo vivo aquí

Compartir

Nuestros comercios son el corazón con el que laten nuestros pueblos y ciudades. Ahí es donde mejor te atienden, te conocen y te cuidan. Ahora nos necesitamos más que nunca. Solo en la cercanía apreciamos mejor el valor de las pequeñas cosas.
Cuando compras en tu comercio local recibes calidad, seguridad y garantía, y además, das vida a tu localidad. Yo compro aquí, yo vivo aquí. ¿Y tú?

Dejar una respuesta