El pisto rabanero no faltó para ausentes ni presentes

Compartir

Argamasilla de Calatrava vivió una de sus jornadas más participativas dentro de sus Fiestas Patronales, que no fue otra que la Degustación de Pisto al Hijo Ausente. Son ya 34 años los que la Asociación de Amas de Casa rabaneras lleva organizando este evento, que reúne a todos los vecinos, así como a los que vienen a disfrutar de sus fiestas. Y es que lo que se originó para recibir a los rabaneros que volvían a su pueblo natal, hoy se ha convertido en un evento multitudinario.

Y tras algo tan sabroso y cuidado, hay muchas horas de trabajo entre decenas de personas, que elaboran las ollas con cerca de 400 kilos de tomates, 200 de pimientos, unos 30 litros de aceite, y unos kilos azúcar, sal y mucho amor y compañerismo, que hacen más llevadero este esfuerzo tan valorado por los rabaneros.

Pero además de pisto, tampoco faltó la altísima participación ciudadana que es habitual en estas fiestas, con peñas, asociaciones y rabaneros en general, ocupando todos los rincones del centro de la localidad, donde se vivió un ambiente de hermandad inigualable, como es habitual en estas fiestas.

Dejar una respuesta