La ilusión y el fútbol crecen en Daimiel con Rubén Sobrino

Compartir

El II Campus Rubén Sobrino llegó a su ecuador con la visita del alcalde Leopoldo Sierra y el concejal de Deportes Román Ortega, que valoraron la importancia del deporte en el desarrollo de los más pequeños, tanto en la mejora de la salud física como en la inculcación de valores personales. En ese sentido, se mostraron orgullosos con lo que significa la figura del futbolista daimieleño junto a ellos, ya que están deseando aprender y crecer con los consejos de un deportista de élite. El campus, con nombre propio, acoge alrededor de 70 niños y 2 niñas, que no dejan de disfrutar durante un minuto, lo cual es un auténtico orgullo para el futbolista.

Las edades se sitúan principalmente entre los 5 y los 8 años, con la excepción de varios cadetes que también participan de la actividad. La ilusión es, eso sí, el denominador común entre unos deportistas a los que les brilla la mirada cada vez que ven aparecer a Sobrino, un auténtico ídolo para la juventud daimieleña. Como nos comenta el coordinador del Campus, habrá más actividades y sorpresas además de mucho fútbol, como la visita al Wanda Metropolitano.

El Campus finalizará el viernes tras 5 días inolvidables para unos pequeños y pequeñas que por segundo año consecutivo han llenado de ilusión y esfuerzo ambos campos de fútbol de la localidad daimieleña.

Dejar una respuesta