La procesión del Santo Entierro en Viernes Santo emociona a Malagón

Compartir

La procesión del Santo Entierro en Viernes Santo es probablemente la más representativa de la Semana Santa de Malagón. En esta, las Hermandades de Jesús Nazareno y la Virgen de los Dolores sacan en procesión a todas sus imágenes, con el objetivo de que los asistentes se emocionen con la Pasión del día de la Muerte de Cristo. La novedad este año venía de la mano de los más pequeños, portando por primera vez la imagen del Niño Jesús de Praga.

Tras esta, salió en procesión el Dulce Nombre de Jesús en su Prendimiento, acompañado de una banda de cornetas y tambores que marcó el ritmo del paso a la perfección, bajo la dirección de la capataz Ruth. A continuación, partió un majestuoso Jesús Nazareno, figura clásica de la localidad.

El paso del Cristo de la Misericordia se ha ido consolidando en esta procesión, especialmente gracias al inigualable sentimiento y a la emoción que transmiten, bajo la guía de sus capataces Alejandro y Antonio.

Antes de finalizar, el dolor llena las calles de Malagón con la imagen del Santo Sepulcro, que pretende llamar a la fe de los cristianos. Jesús yace a la espera de la resurrección en un majestuoso ataúd, dando paso a las lágrimas de La virgen de los Dolores, que un año más cierra la procesión. Tras esta marchan las autoridades locales y el resto de la Corporación Municipal.

Ya sólo queda esperar al Domingo de Resurrección, es una de las procesiones más bonitas en la provincia de Ciudad Real

Dejar una respuesta